el ojo vago: La Insistencia

viernes, 25 de febrero de 2011

La Insistencia


Me llamaba una y otra vez. Sin descanso. Repetitivamente. El sonido del teléfono se instaló en mi cabeza. Ya casi dejé de percibirlo. Primero me causaba una sensación de ira irrefrenable. Quería destrozar el celular contra la pared. Arrojarlo a decenas de metros de distancia. ¡No quiero saber nada más de ti!. ¡Déjame en paz!. Después me acostumbré. Sonaba a las ocho, a las 10. Hacía una pausa de tres horas hasta la una. Me reventaba la siesta de las tres. Lo tomaba con despecho. Ignoraba su insistencia.
Pasados los día inicié una etapa de negociación. fue imposible llegar a un entendimiento.
Señor comercial de telefonía móvil: no quiero una nueva tarifa en su compañía.

3 comentarios:

A las 28 de febrero de 2011, 10:47 , Blogger Eva ha dicho...

Cuanta razón, es algo realmente odioso.

 
A las 28 de febrero de 2011, 22:31 , Blogger J. S. Gaviota ha dicho...

un buen texto es que arranca algo, el tuyo me arrancó una sonrisa...

 
A las 19 de abril de 2011, 20:51 , Blogger Steppenwolf ha dicho...

¿A qué me recuerda esto?

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal